fbpx
viernes , 30 julio 2021

Pandemia y teletrabajo, una agenda pendiente

Las responsabilidades profesionales docentes son de una amplia gama, muchas veces desconocida por la ciudadanía, mismas que se han visto aumentadas en estos tiempos de pandemia por una serie de exigencias, siendo la más relevante, la contención emocional, condición ineludible para facilitar los aprendizajes de los estudiantes conectados.

Y es que la transición entre el trabajo presencial y el teletrabajo ha sido un camino no exento de dificultades; nadie estaba preparado para un abrupto cambio de circunstancias.

Los docentes de Providencia y el Sindicato de trabajadores que les agrupa, hemos sido pioneros en la reflexión continua de estos nuevos avatares que dicho sea de paso han provocado un gran trastorno en la vida familiar, y que nos ha obligado a coexistir familia y trabajo, en el mismo espacio, una recarga que ha impactado en la salud emocional y en la efectividad de nuestra función.

Por lo expresado consideramos necesario poner de manifiesto la serie de desafíos que debemos enfrentar los docentes en pandemia, ante los cuales esperamos avanzar en mejoras sustantivas. Estas son:

  • Falta de elementos de trabajo de orden tecnológico así como herramientas informáticas que faciliten la comunicación y aprendizaje con nuestros estudiantes
  • No contar con un ambiente o elementos cómodos para enfrentar extensas jornadas en el trabajo a distancia.
  • Dada la situación de distancia social, desconexión por falta de elementos tecnológicos por parte del estudiante, se presiona a los docentes para una mayor carga de trabajo para la mutua adaptación.
  • La tensión que se genera entre las funciones familiares y laborales contrae los horarios, obliga a extender la jornada para trabajar en horarios donde exista silencio como el trasnoche, con el consiguiente agobio.
  • Esta realidad sin duda es diferente para hombres y mujeres, destacando las asimetrías de género que marcan las relaciones familiares y también el mercado laboral, puesto que las labores domésticas y de cuidado de los hijos, sobre todo si son menores, han continuado siendo asumidas por mujeres.
  • El aumento de violencia domestica producto de la cuarentena es una posibilidad no descartable en la actual realidad del trabajo docente a distancia.

En síntesis, el bienestar psicológico de los docentes está en riesgo. Urge discutir herramientas de prevención y promoción de la salud psíquica y física de docentes, monitorear el entorno de del teletrabajo, promover redes de apoyo en línea para manejar el estrés ocupacional, estimular la notificación de problemas de salud mental, discutir las medidas preventivas de las condiciones de trabajo durante la pandemia y capacitar a los educadores para que sepan cómo actuar en este contexto.

Frente a este diagnostico hacemos un llamado a las autoridades de de la Corporación Social de Providencia, a los equipos directivos de los distintos establecimientos educacionales, cuerpo docente y comunidad toda a buscar estrategias que permitan disminuir el agobio que manifiestan nuestros docente y estudiantes, a acompañar en un proceso educativo que sea gratificante para todos, como readecuar la jornada de trabajo, la alternancia entre semana de clases formales con periodos pausa pedagógica, centradas en el bienestar emocional del estudiantes y docentes, disminución de tareas administrativas entre otras, todas ellas y otras más, siguen siendo parte de una agenda pendiente de la cual nos ponemos a su disposición.

 

 

Revisar también esto...

Comunicado: Sobre Solicitud de Teletrabajo Ley 21.342

Estimadas socias y socios: Junto con saludarles, queremos recordar que el sindicato tiene como objetivo …